Amazon y el cierre de Centros comerciales de El Corte Inglés.

Parece que no son buenos tiempos para El Corte Inglés, la gran macro empresa del ratail español, pero que nadie se sorprenda, Amazon también podría ser responsable del colapso de esta marca por excelencia.

En EEUU ya se sufre del impacto negativo de Amazon en la pequeña y mediana empresa, pero tambien el impacto negativo sobre grandes marcas y centros comerciales, y es que Amazon lo devora todo.

En 2017 empresas en EEUU como J.C. Penney, RadioShack, Macy’s y Sears anunciaron el cierre de más de 100 tiendas, Sports Authority fue liquidado y Payless se declaró en bancarrota,  Lululemon, Urban Outfitters y American Eagle cayeron a niveles que no se han visto en décadas y la prestigiosa marca Ralph Lauren anunció que cerraba su tienda insignia en Quinta Avenida.

La realidad es que el auge del comercio electrónico está forzando la desaparición de tiendas físicas y es que Amazon está consumiendo el sector minorista cerrando tiendas por doquier tanto pequeñas como grandes en toda España ¿Puede ser que el Corte Inglés también sea una víctima de Amazon?. 

Lo hábitos de consumo cambian y la gente antes tenía que hacer varios viajes a una tienda o tiendas antes de comprar cualquier artículo, ahora lo hace desde el casa.  Cuando esta posibilidad no existía solíamos realizar compras en las tiendas locales o en centros comerciales. Lo cierto es que el comercio electrónico no sólo traslada las ventas a Internet sino que también crea fortaleciendo los hábitos de compra on-line para particulares, empresas e instituciones públicas, lo que merma la economía local al depositar el dinero en empresas como Amazon por cuestiones como la ingeniería fiscal, ni que decir lo grave que es esto para el empleo y las arcas del Estado.

No hay duda de que la tendencia más significativa que está afectando a las tiendas físicas en España es la marcha implacable de Amazon y de otras empresas on-line de gran calado como Mediamark, Lidl, Carrefour, Leroy Merlin, etc, la mayoría grupos multinacionales,  ¿si las pequeñas empresas y autónomos sufren porque no lo harían las demás tipo El Corte Inglés?, el futuro del comercio on-line es incierto para las pequeñas y grandes empresas, incluida Amazon, sus infraestructuras son tan gigantescas que a cualquier descuadre se pueden venir abajo como un castillo de naipes, quizás es lo que le ha pasado a El Corte Inglés. 

Aquí los posibles Centros que están expuestos al cierre definitivo: El Corte Inglés de Cádiz (Bahia), El Corte Inglés Los Arcos (Sevilla), El Corte Inglés de Talavera de la Reina, El Corte Inglés de Elche, El Corte Inglés de Córdoba, El Corte Inglés de Eibar, El Corte Inglés en Leganés, El Corte Inglés de Xanadú, El Corte Inglés de Guadalajara, El Corte Inglés de Oviedo, El Corte Inglés de Albacete, El Corte Inglés de Castellón y El Corte Inglés de Jaén.

Por todo esto que sucede, y si ya en EEUU ha supuesto la quiebra de multitud de empresas ¿no urge pensar bien el modelo del comercio on-line por parte de las multinacionales desde las instituciones del estado y cómo proteger nuestros comercios, la actividad de nuestros barrios, el mercado laboral y industria frente a los grandes devoradores de internet como Amazon o Alibaba?

Precisamente El Corte Inglés con idea de salvar los muebles da un paso y aumenta su presencia on-line a través de la multinacional china de la venta on-line Aliexpress de Alibaba según un acuerdo firmado en 2018, una maniobra un tanto extraña pero sin duda llamativa con idea de competir como Amazon.

Muchos nos preguntamos, si los grandes sufren, ¿Donde quedarán las pymes y los autónomos y el comercio tradicional de los barrios?