Un Verano económico con ocio local y tareas domésticas.

Con una agenda de tareas domésticas y ocio local bien distribuida puedes pasar un verano agradable en familia haciendo participe a la pareja, hijos y amigos.

Con la llegada del verano comienza un periódico un tanto particular, cada vez más son las personas que optan por quedarse en su zona y no salir de viaje para evitar acabar consumiendo en pocos días el ahorro de casi todo el año y apuestan por disfrutar del hogar.

Hoy le escribimos a esas personas y les ofrecemos otra manera de vivir el verano en casa, en familia, con los amigos y disfrutando de todas aquellas cosas que no puedes hacer durante todo el año. Ni que decir que a veces organizar un viaje supone un estrés terrible tanto por la preparación como por la obligación de querer aprovechar al máximo el viaje para evitar la sensación de que has tirado el dinero y no lo has disfrutado como te hubiese gustado.

La tendencia general de la economía es incentivar el viaje y el consumo de ocio con actividades contratadas o excursiones, no obstante sabemos que para una familia hacer un viaje de 15 días puede suponer unos gastos generales de cerca de 3000 € o 5000€, por ello, en ocasiones, los viajes se alternan con otras actividades y las familias piensan en otras maneras de disfrutar el verano sin tener que fusilar los ahorros del año en pocos días, estas maneras de disfrutar del verano suelen ser desde paseos a la sierra o montaña, pasar el día en la playa si la tienes cerca, salir a tomar una cerveza y una tapa por las noches, ir al cine de verano o al teatro al aire libre, organizar barbacoas, visitar pueblos cercanos, disfrutar de la fiestas locales (romerías y verbenas), salir con las bicicletas, crear tu propio huerto o incluso reparar cosas de la casa. Aquellos que disponen de una piscina en casa podrán también disfrutar de tardes tomando el sol o visitando las piscinas municipales o un buen baño en el río si vives en una zona rural. Otras personas a las que le gustan las manualidades optan por hacer pequeños trabajos como pintar cuadros, cerámica o realizar dibujos. Y por supuesto que nunca falte un buen libro o varios libros para leer. Si te lo planteas con calma esos días de descanso puede ser mucho más gratificantes que algunos viajes. 

El bricolaje y el verano es una combinación estupenda, a pesar de que muchos negocios cierran por vacaciones gracias a Internet hoy día podemos comprar casi todo y en poco tiempo lo tienes en casa aunque más vale ser precavidos/as y comprar con antelación ya que, como hemos dicho, el suministro se relentiza por el cierre vacacional de muchas empresas. En cualquiera de los casos, gracias a internet disponemos de una inmensa red de tiendas on-line en España que ofrecen sus productos bien sean productos de ferretería, droguería, pinturas, mercería, iluminación, fontanería, etc, por supuesto, siempre vamos a recomendar comprar en tiendas pymes por sus precios, calidad y servicio.

En la mayoría de los casos hay varios frentes obligatorios a lo que nos enfrentamos cuando estamos en casa en verano, la proliferación de insectos es una de ellas, por lo que nunca está demás estar bien preparado con productos como insecticidas o difusores de insecticidas para moscas y mosquitos y otros productos más fuertes para combatir las cucarachas o garrapatas. Los típicos productos de limpieza de suelos especiales de terracota o suelos hidráulicos, y para aquellos que tienen piscina siempre será necesario tener un buen mantenimiento de la piscina a través de los productos químicos adecuados. Y si te has quedado en casa en verano porque quieres preparar tu casa para todo el año y dejarla más acogedora no te faltarán las tareas de pintura y mantenimiento de paredes, rejas, puertas o muebles. 

Pintar y decorar las paredes de los espacios interiores o redecorar a través de tareas de bricolaje y pintura tus muebles o la introducción de plantas de interior es quizás de lo más gratificante ya que ves como tu hogar cambia a un espacio más acogedor. 

Con una agenda de tareas y ocio bien distribuida puedes pasar un verano agradable en familia haciendo participe a la pareja e hijos en las tareas domésticas de reparación del hogar, finalmente no te habrás ido de viaje, pero habrás ahorrado un dinero importante, habrás disfrutado de tus allegados y además habrás dejado tu casa bien bonita y disfrutado de tu pueblo o ciudad.