A propósito del Neoliberalismo, esa tomadura de pelo.

La figura de los falsos autónomos cada vez se repiten más en España, trabajadores que desempeñan su vida laboral entorno a una única empresa y que en vez de ser contratado por ésta, los trabajadores,  funcionan como autónomos independientes. Esta fórmula se repite una y otra vez en perfiles de empresas muy específicas como Amazon o Globo -reparto a domicilio- o Uber -servicio de transportes-. Esto, queridos lectores, es el mercado neoliberal, una práctica engañosa de las grandes empresas y multinacionales que prometen, buenos dineros, si te esfuerzas a la vez que alimentan el relato de que si no ganas lo suficiente el único responsable es el trabajador, no te equivoques,  es un modelo engañoso, por eso hoy día está todo este asunto en los tribunales. La explotación es evidente, son malas prácticas empresariales de las multinacionales que pretenden implantarse en España aprovechando una circunstancia de crisis social, consecuencia, destrucción del tejido laboral, competencia desleal a pequeña empresa -pymes- y malestar social. 

Las prácticas neoliberales de la promesa del dinero y bienestar -si te esfuerzas- es un timo en un modelo que siempre enriquece al que tiene todo cogido TODO por el mango, para que esta fórmula defendida, al menos eso parece, por formaciones como PP, PSOE, VOX y C’s funcione todos tendríamos que partir de 0, con el mismo capital y la misma formación, una utopia imposible desde hace 2000 años. La fórmula neoliberal – o liberal- es una estafa a la pequeña empresa y a los trabajadores siempre a favor de las clases dominantes y muy pudientes que acumulan más y más reduciendo el control de todo el mercado a ellos, nadie les puede hacer competencia, un mercado diseñado a medida de los grandes, es evidente que estas grandes multinacionales eviten la regulación del Estado. Hoy mas que nunca hay que resistir y denunciar, y por mucho que moleste precisamente a los neoliberales, el único apoyo de resistencia que tenemos es PODEMOS, muy bien representada en la figura de Rafa Mayoral, basta con ver los vídeos de sus intervenciones.

El Neoliberalismo no es una práctica nueva, es una tendencia que lleva desarrollándose durante décadas, en concreto y con más fuerza, desde los años 70 y principalmente en Gran Bretaña y EEUU, de la mano de Margaret Thatcher y Ronald Reagan respectivamente. En España,  las famosas privatizaciones de los servicios públicos construidos por el Estado, gracias a los impuestos de los españoles, es el ejemplo más claro de esta práctica engañosa de quienes acumulan -porque se les regala- todos los recursos y mercados garantizando no solo su influencia en el consumo de un país si no su influencia en la política para perpetuar el modelo.

En realidad, el mensaje del que -el mercado se regula solo- no es cierto, ese afán neoliberal de eliminar el factor regulador de la política y los derechos solo persigue no encontrar obstáculos en casos como los expuestos de Globo o Amazon.

Si lo extendemos al hecho de votar en unas elecciones, por ejemplo, estas muy enfadado/enfadada por que tu factura de la luz, telefono, sanidad privada, gasolina, te hacen la vida imposible aunque tengas un trabajo normal y hagas un consumo responsable, ¿A quién vas a votar para que esto tenga una revisión? Si los servicios estratégicos como la energía, sanidad, transporte o comunicaciones están en manos de empresas privadas ¿Qué tiene que ver el Estado en un mercado Neoliberal? NADA, ¿Para que votas entonces? Para NADA, en un mundo neoliberal votamos para hacer el teatrito de aparentemente decimos algo poniendo a un político u otro pero si éstos no pueden intervenir en el mercado en cuanto a regulación y evitar especulaciones y abusos NO ESTAS VOTANDO NADA, solo perpetuamos el modelo y la continuidad en el tiempo.

PD. Ojalá pudiera poner como ejemplo positivo y crítico -además de a PODEMOS- a otros partidos políticos en cuanto al tema expuesto, pero desgraciadamente, ninguno de ellos reconocen el problema, por ello, son partidos neoliberales tanto PP, C’s, PSOE y VOX. Recordad que la batalla por los derechos sociales hoy día no están en la Bandera, está en el mercado, siempre el mercado.  

Imagen: Fragmento de “Saturno devorando a su hijo”, de Francisco de Goya, 1819-1823.