¿Porqué surgen enfrentamientos entre los Empleados y la Empresa?

Los desacuerdos entre empleados y dirección de una empresas puede ser algo habitual, ¿es culpa del empresario? ¿es culpa de los trabajadores?, ni de unos ni de otros, son los impuestos.

Antes de empezar, matizar que no todas la empresas son iguales, están las empresas que se benefician fiscalmente realizando la famosa ingeniería fiscal diseñada para ellos: Multinacionales, entre las que también destacan las españolas del Ibex 35

El resto, son las pymes y los autónomos, este post, está orientados a ellos, que en definitiva son la economía real del país y la gran mayoría, los que hacen posible que el país funcione.

Hay que tener en cuenta que una empresa es un proyecto complejo, para que lo entendamos mejor, una empresa es como un ser vivo, un pequeño ecosistema donde se procura alcanzar el equilibrio de todas las partes, de hecho, se consigue con mucho esfuerzo. Sin embargo, hay un elemento (entre otros posibles) que se introduce el ecosistema de la empresa y lo altera constantemente poniendo en entredicho la supervivencia de la empresa y de los trabajadores: los impuestos. 

Los impuestos a las empresas siempre han sido utilizados como arma electoral, del mismo modo que los derechos para los trabajadores. A fin de cuentas, el objeto de una y otra campaña es el enfrentamiento entre empresarios y trabajadores.

Un partido político que hace promesas de bajar condiciones a los trabajadores a cuenta de los empresarios es una promesa erronea para el sector empresarial, tan perjudicial como el partido político que sube los beneficios de los trabajadores a cuenta de la empresa. En ambos casos, las dos propuestas están bien estudiadas para sembrar la discordia, cuando el elemento que realmente se debería regular para encontrar el equilibro entre empresarios y trabajadores son los impuestos, estos son dictados por el gobierno de turno.

Luego, ¿no deberían empresarios y trabajadores ir a la par para forzar al gobierno el equilibrio?

No es tan difícil ni tan complejo, los impuestos a trabajadores y empresas deben ser inferiores a los actuales si de lo que se trata es que la empresas puedan seguir generando empleo de calidad y riqueza.

¿Por qué los impuesto siembran la discordia entre trabajadores y empresas?

A veces lo más tonto es lo más real, tanto empleados como trabajadores se quejan de lo mismo, unos, los empresarios no obtienen beneficios y sacrifican todo por que la empresa salga a flote. Los trabajadores, siente que trabajan demasiado y no obtienen suficiente sueldo para afrontar una vida digna. Sin embargo, la empresa factura lo suficiente para que no existiera este problema. ¿Donde está el dinero? ¿Quién se lleva el margen de beneficios que mantendría el equilibrio? Papa Estado se lo ha llevado, no decimos que no se deban de pagar impuesto, pero si que los impuestos sean justos.

¿Porqué necesita llevarse tanto el Gobierno?

A lo largo de los últimos 40 años, los hechos hablan por si solos, hemos visto como desde ciertos sectores de la política española se ha utilizado el trabajo de los españoles para mantener el “chiringuito millonario de manos privadas”. La corrupción, la malas gestiones y los excesos de la política chupa mucho dinero de los españoles, de las empresas y de los trabajadores. Las grandes fortunas, multinacionales y otra empresas no pagan lo que proporcionalmente debieran de pagar, por lo que son las pequeñas empresas y trabajadores los que cargan el funcionamiento de todo el modelo social.

Luego, los impuestos que se cobran a empresas pymes, autónomos y trabajadores no son equilibrados, son abusivos. Son abusivos en el mismo instante en el que quienes debieran de pagar más en impuestos no pagan haciendo trucos de magia fiscal, y en el momento en el que la corrupción política arranca de las arcas del estado el dinero que debiera estar destinado a que todo funcione mejor . 

Luego, como empresario y trabajador, la próxima vez que vayas a votar, cuidado con lo que alimentas: Vota 100% equilibrio fiscal, vota 100% democracia real, vota 0% corrupción.

Verás que con equilibrio, empresarios y trabajadores no encontrarán entre ellos discrepancia alguna.