Los españoles podrían cerrar Amazon a golpe de click.

Muchas veces no nos paramos a pensar lo poderosos que somos como ciudadanos de un país, de hecho, somos más poderosos que cualquier multinacional y  no se trata de una fantasía épica.

En la mayoría de los casos infravaloramos el poder que tenemos cada uno de nosotros, la gran mayoría de todos nosotros, tenemos a un golpe de click echar del país a una empresa como Amazon. 

Amazon no es nuestro enemigo, pero tampoco en nuestro amigo, es mas, si algo puede ser, es más enemigo que amigo. 

Amazon España abrió en España el 15 de septiembre de 2011, y no deja de ser interesante la fecha, en especial, el año. En el año 2011 el 40% de las empresas españolas veían amenazadas por el cierre debido a la suspensión de pagos, las deudas y la falta de liquidez. La crisis puso a una gran mayoría de empresas sobre la espada y la pared. En noviembre de 2011, el vicepresidente de la CEOE anuncia que en los últimos cuatro años (2007-2011) habían desaparecido 500.000 empresas del mapa (200.000 pymes y 300.000 autónomos). 

En este suculento escenario de empresas que cierran y empleados que se va al paro, llega Amazon a España, y ni corto ni perezoso supo ver su oportunidad. La sangría de las pymes y autónomos y la inacción del Gobierno fue el momento preciso para comenzar su actividad en España.

En el momento de su apertura, Amazon era una de las tiendas preferidas para comprar tecnología y libros, sin embargo, y dado el escenario de crisis que se vivía en España, en 2015, Amazon no desaprovecha la oportunidad y asesta el golpe de gracia comenzando a vender también alimentación, bricolaje, droguería, para pasar luego a vender de todo.

La mayoría de los españoles solo vimos ventajas y comodidades para comprar y que te lo trajeran a casa. Pero es hoy cuando empezamos a ver los efectos secundarios, las comodidades que nos parecía que ofrecía Amazon tienen un precio muy caro para todos.

El impacto más inmediato es la desaparición de tiendas de barrio, Amazon está consumiendo el sector de venta al por menor, y en consecuencia, al sector de venta al por mayor, nada más real, hoy día el negocio más rentable es montar un bar. Aquí en España está sucediendo, no hay más que ver la cantidad de negocios en pueblos y ciudades que acaban cerrando, de hecho, hace menos de dos años, esta hipótesis se confirmo en EEUU con el comercio minorista.  

Cerrar Amazon a golpe de Click

En la actualidad Amazon tienen en plantilla de 2.540 personas distribuidas en cuatro empresas en España, con una facturación de 4.241 millones de euros, y ahora os ofrezco un calculo estúpido y sencillo para que nos de algo en lo que pensar:

Si imaginamos una facturación media de una pyme de 300.000€, dividámoslo por la facturación de Amazon. Nos da 14.136, es decir, Amazon factura como lo harían 14.136 pymes.

Si nuestras pymes pueden tener como media unos 4 empleados, multipliquemos 4 por 14.136 pymes. Nos da 56.544 puestos de trabajo, a los que restamos los 2.540 trabajadores de Amazon.

Finalmente, en este sencillo ejemplo, vemos que son 54.004 empleos los que se hubiesen generado bajo el comercio tradicional y que Amazon ha destruido. 

Las Pymes y Autónomos son en España los generadores de puestos de trabajo y Amazon no es la panacea para ello, destruye más que construye,  en manos del consumidor está el consumo responsable cuidar el futuro de España, saber elegir donde y cuando comprar es una decisión fácil a día de hoy.

Hoy día hay miles de pymes que ya tienen disponible sus tiendas on-line y podemos comprar en ellas a precios excelentes, y en la mayoría de los casos, mejores precios y servicio que en Amazon. 

Y es que, ciertamente, podríamos cerrar Amazon a golpe de click.