Amazon en tiempos de crisis.

Vemos a diario como van cerrando los pequeños comercios, las grandes superficies invaden los barrios y ciudades, y el golpe definitivo al comercio tradicional lo da la venta on-line ¿Hay responsables?

Amazon, Carrefour, Ikea, Bricomart, Media Markt, Mercadona, Aldi, Leroy Merlin, Dia, Clarel, Brico Dépôt, Costco, etc, en las esferas políticas se refieren a estas empresas como inversores que vienen a generar empleo. En principio, no hay porqué tener nada en contra de ellas, pero la realidad es que destruyen empleo por doquier en modelo actual, la presencia masificada de estas empresas y la aparente no limitación en cuanto a la construcción de sus centros ha puesto en jaque a todo el comercio tradicional.

Para colmo, llegó el comercio on-line, que está genial, pero claro, cae en manos de las multinacionales por ser quienes siempre tienen la fuerza inicial para imponerse, e incluso algunas como Amazon, se permiten el lujo de realizar malabares financieras, algo que no debería estar ni por asomo permitido, el objetivo es un mercado libre en igualdad de condiciones.

¿Acaso la crisis a beneficiado al grandes empresas y perjudicado a las pymes? La respuesta es SI, veamos unos puntos claves para entender esto:

Falta de liquidez hacia la Pymes

Desde el inicio de la crisis crediticia se ha criticado a la banca por no conceder préstamos a las pymes, no obstante, la banca si recibió liquidez, una gran aportación de dinero publico, para soportar sus estructuras que habían sido golpeadas debido a la gestión de la propia banca, es entonces cuando el Gobierno de España estaba ahí para socializar las perdidas del un sector privado por toda la cara: “El Banco de España cifra en 60.600 millones las pérdidas por el rescate a la banca”. No obstante, la respuesta de la banca con la ciudadanía y la pequeñas empresas fue nula o irrisoria, no ayudó después de ser ayudado, ¿pero es que no tienen corazón? No.

La no limitación de aperturas y horarios de los grandes superficies

Incluso en plena crisis, se podría haber puesto un poco de orden para apuntalar a las pymes y frenar los continuos despidos, por contra, mientras las pymes y autónomos caían sin encontrar apoyo alguno, la NO limitación de la apertura de las grandes y medianas superficies y centros comerciales en ciudades y pueblos barría considerablemente el tejido comercio tradicional en ciudades y pueblos, nacían como setas: Amazon, Carrefour, Ikea, Bricomart, Media Markt, Mercadona, Aldi, Leroy Merlin, Dia, Clarel, Brico Dépôt, Costco, etc.

La entrada masiva de multinacionales on-line como Amazon.

Llegaron para quedarse, sin muchos obstáculos, con la alfombra roja por delante, poco más que decir: Amazon, Alibaba, Aliexpress, Zandalo, etc.

Evasión de impuestos

No es nada nuevo, Amazon, Apple, Google, etc, hacen uso de la llamada ingeniería financiera, es decir, no tributan íntegramente en el país de donde obtienen los ingresos. Pero esto no solo es cosa de empresas extranjeras, tambien de empresas nacionales del IBEX 35, empresas muy españolas y tan patrióticas que gustan de tener sus beneficios fuera de España.

Esto sin duda es una ventaja colosal para las grandes multinacionales, las pymes sin embargo cumplen sus obligaciones fiscales a pico y pala diario.

¿Y los comercios chinos?

No tenemos nada en contra de nadie por provenir de otro país, nos parece completamente lícito que cualquier persona de otro país venga a buscarse la vida a España, y será tan español como cualquiera, y si algo se puede decir de los comercios chinos es que son muy currantes y sacrificados y apenas se meten en líos, se merecen todo el respeto inicial.

Simplemente sorprende el fuerte crecimiento de los comercios chinos en los últimos 30 años, de hecho es un misterio por resolver, a continuación algunas hipótesis:

Es posible que el mismo Gobierno Chino sea quien impulse los negocios, o que los convenios comerciales entre el Gobierno de España y el Gobierno Chino favorezca a este tipo comercio en cuanto a los impuestos, donde, qué y cómo tributan. De hecho hay dudas de si estos comercios generan beneficios directos para el comerciante chino que está a pié de cañon, ya que parecen vivir en una situación de perpetua humildad.

Otra hipótesis es que la cadena de fabricación (en China), importación (a España), la venta al por mayor (España) y venta a por menor (España) tenga unos gastos ínfimos entre todos sus agentes intermediarios a ser una cadena perfectamente controlada en cuanto a rendimiento, eficacia, impuestos y beneficios, o de algún modo, cometen ilegalidades desde una comunidad que es simplemente un mercado negro donde unos se están forrando y otros son meros comerciantes extorsionados.

En cualquier caso, desde Hacienda en España, se deja constancia de que los chinos pagan sus impuestos correspondientes como cualquier pyme o autónomo, aunque no deja de ser sorprendente que lo que no es negocio para otros si lo es para ellos.

Una rapida conclusión

Estos cuatro puntos son fundamentales para entender la caída de las pymes y del comercio de barrio, las pymes y autónomos, se han visto solos sin apoyo alguno por parte de las políticas locales y nacionales, por lo que si que hay responsables del descalabro de la pequeña y mediana empresa, nuestros políticos no han reaccionado para defender y apoyar a la pequeña y mediana empresa y por supuesto, no han reaccionado para poner limitaciones a las grandes empresas citadas al inicio de este texto.

La Autocrítica.

Algunos dirán “la culpa no puede ser toda de los otros”, cierto, también las pequeñas empresas cometen errores, pero creo que va siendo hora de comprender que las decisiones políticas alteran las oportunidades para unos y para otros, y en este caso, vemos con claridad a los beneficiados de dichas decisiones, no estamos en un libre mercado donde manda la oferta y la demanda, ni la competitividad ni el talento, estamos en un libre mercado que favorece a determinadas partes y perjudica a otras, es decir, un mercado de amiguetes.

La reacción de las pymes, el e-commerce

En una huida hacia delante, y ante la amenaza inminente del cierre de establecimientos, muchas pymes y autónomos se han lanzado al proceso de transformación digital. El impacto de las ventas on-line de los grandes como Amazon están afectando a la economía local asestando el golpe de gracia. Como decíamos, muchas pymes y autónomos se han lanzado a proyectar sus comercios electrónicos, apenas tienen herramientas que les permitan competir, no obstante, poco a poco se dejan ver, algunas pymes han logrado en pocos años consolidarse y en otros casos, otras pymes van reaccionando antes las agresivas estrategias de las grandes marca.

El camino para las pymes es difícil y complicado pero desde este artículo animamos a todas ellas a trabajar con ilusión y no dar la batalla por perdida.