¿Qué impuestos deberían pagar Pymes, autónomos y asalariados?

Un sueldo de 1300€/mes implica unos 700€ en impuestos a la seguridad social, es decir, lo que cuesta un empleado a la empresa son 2000 € (base de cotización). 

Las pymes y trabajadores actualmente pagan entorno al 37% a la seguridad social por los siguientes conceptos (ejemplo) en relación a un salario: Si el sueldo mensual son unos 1.300 euros, la base de cotización 2.000 euros, ¿donde están esos 700 euros en impuestos? IRPF 270 euros. Contingencias comunes: 566 euros. AT y EP: 27 euros. Desempleo: 141 euros. Formación profesional: 14 euros. FOGASA: 4 euros.

En resumen, como se ha indicado al inicio, entre trabajador y empresa, ambos aportan al estado en impuestos 700 euros mensuales. Al empresario, además,  hay que sumarle otros muchos gastos de la empresa. 

¿Qué supone esto? 

En la mayoría de los casos, para la empresa supone una situación insostenible y limita la posibilidad de poder realizar más contrataciones. Si la empresa contrata a más empleados,  a los consumidores les puede suponer un incremento considerable del precio de los servicios o productos. Un bucle que obliga a las empresas, ante la necesidad de contratar más empleados, a apuran los precios de sus servicios lo que hace muy complejo abordar la rentabilidad del negocio y sitúa al empresario entre la espada y la pared, a la vez que, al empleado lo expone a una situación de riesgo de despido por insolvencia de la empresa. 

Para una empresa disponer de empleados sin duda es una pieza necesaria para el funcionamiento de ésta, un buen empresario sabe que debe cuidar a sus empleados y que éste debe ser eficaz y productivo para que la empresa pueda soportar los salarios.

A nivel de impuestos, el Estado, no solo recauda por los seguros sociales, si no que también lo hace por impuestos como el IVA (21%) y el impuestos de sociedades (25%) y otros impuestos locales.

Este es un escenario de exceso de impuestos, es un bucle que imposibilita el crecimiento de la empresa, y por lo tanto, la contratación, a menos se que sea a base de endeudamiento y créditos bancarios, y cuando este bucle de deuda se hace insostenible llega el cierre de la empresa.

Los autónomos sufren al igual que las pymes un fuerte impacto con la cuota de autónomo y otros impuestos, un autónomo, debe facturar al menos unos 2500€ al mes para obtener un sueldo de 1400€ líquidos, que se verán afectados por la retenciones del IRPF. Dado que el dinero y los clientes no caen del cielo, obtener una facturación mensual de 2500€ no es nada fácil. 

Los pymes y autónomos están bastante castigados por los impuestos, a duras penas ambos sobreviven, empleados y trabajadores se encuentran e un continuo estado de estrés financiero. 

La realidad es que para un sistema donde los alquileres de los locales son elevados, los gastos como telefonía, electricidad son una barbaridad, no es nada factible ser emprendedor y montar empresa en España, no al menos para las pymes y los autónomos.

El IVA y IRPF, deberían de ser los únicos impuestos para las empresas de ámbito nacional.

Manteniendo unos tramos similares a los actuales, el IVA debería de el único impuesto para empresarios, y en el caso de asalariados, en concepto de IRPF. ¡Que locura! …  pues no, cualquier otro impuesto es de por si una aberración para las empresas con actividad local. 

Menuda tontería, el sistema así no se  mantiene.

Cada año, 140.000 millones de euros de contribuyentes españoles está oculto en paraísos fiscales ¿Quién puede ocultar su dinero allí? desde luego una pyme y un autónomo al uso NO. 

A este ejemplo anterior de las cosas que dañan nuestra economía, sumamos este otro ejemplo: Las empresas del Ibex 35 ya suman 969 filiales en paraísos fiscales.

¿Y si a estos dos ejemplos anteriores sumamos este otro ejemplo?: La guerra de Bruselas contra los privilegios de las multinacionales destapa la red de paraísos fiscales en la UE.

Con estros tres enlaces, tenemos tres ejemplos significativos de cuál es el problema de base, es la mala gestión y el coste de la corrupción política  lo que hace imposible que el modelo actual sea sostenible sin exprimir a los trabajadores y a las pymes, mientras las pymes y los autonomos mantienen un sistema,  el sistema es saqueado por existir resquicios legales donde maniobran las grandes fortunas. 

Durante años, se ha culpado a las pymes y a los autonomos de evadir impuestos y ser los responsables de la falta de recaudación de impuestos, años después vemos con claridad a los verdaderos evasores de impuestos, y todos coinciden en algo: son tremendamente ricos y mantienen relaciones cercanas con la política ¿se trata esto del capitalismo de amiguetes?. No, no es el fontanero, ni el taxista, ni el camarero, ni el panadero el que está dañando al país. Todos estos ganaran mucho o poco, pero lo que ganan no se lo llevan a los paraísos fiscales, lo gastan en la calle y hacen posible el negocio de otros.

¿Cómo podemos cambiar esto? Fácil, ya que no podemos evitar pagar impuestos ya que incurríamos en un delito, podemos trata de minimizar el daño, aquí unas recomendaciones:

  • No compres a multinacionales, busca las ofertas en pymes y autónomos, y empresas nacionales, hay miles a tu alrededor, y como me dijo una vez el tonto del pueblo: “Amason de 1000€ gasta 1€ aquí, mi tío tiene una droguería y de 1000€ se gasta 1000€ aquí”, esto se llama economía productiva, nos hace ricos a todos y genera empleo.
  • En las próximas elecciones identifica, más allá del ideario político, quienes son los partidos políticos que en sus filas no hay corrupción, o por supuesto, quienes no la consiente en aliados políticos. La corrupción política es algo imperdonable, no se merecen una segunda oportunidad, encarece nuestro modelo de vida y limita el futuro de España.
  • Cualquier partido político que recorte las pensiones, la sanidad, la educación, los salarios, suba los impuestos, etc y a la vez apruebe la subida los salarios de los políticos y rebaje los impuestos a las grandes fortunas,  sin duda alguno no son amigos de las pymes ni de los autónomos, ni tampoco de los trabajadores, estos partidos apoyan un sistema que exprime a la ciudadanía y no se priva de nada. 

El apoyo a las pymes y autónomos por parte de los consumidores españoles es clave para la mejora de nuestro sistema social, si puedes elegir, elige comprar a una pyme o un autónomo.