PP, C’s y PSOE la lían con Pacto de Toledo y Podemos recibe la bofetada.

“Ha sucedido una vez más, el partido morado ha recibido la bofetada mediática de la prensa y la tv cuando quienes han intentado colarla han sido PP, C’s y PSOE”, dicen los pensionistas. 

En la formación morada reconocen estar “quemados”, así los han manifestado tras las votaciones “siempre igual, estamos quemados, nos fríen los medios de comunicación y los que la lían son otros”, así lo ha explicado Yolanda Díaz (UP).

La formación morada ha defendido que los pensionistas cobren su pensión según los mejores años de la vida laboral, no incrementar a 67 años la edad de la jubilación, es decir como máximo mantenerlo en 65 años, y que la pensiones se revaloricen con el IPC.  Tras no estar reflejadas estas prioridades que ya manifestó Unidos Podemos al PSOE, Unidos Podemos lo ha dejado claro en cuanto a su posición “Que no tío, que esto no es lo que habíamos hablado, al final le estás dando cuerda a Casado y a Rivera”, le han dicho al PSOE de Pedro Sanchez, a lo que Sanchez ha respondido, “Menudo hueso sois”.

Lo que parece de puro interés y beneficio para los pensionistas los medios lo han tratado como que la formación morada la ha “liado parda”. Por otro lado, las asociaciones de pensionistas no se han dejado engañar “Queríamos que se anulara el pacto de Toledo porque sus intereses no eran los nuestros”, han manifestado.

Lo cierto es que PP, C’s y PSOE, pretendían, entre otras cuestiones desagradables, aprobar la subida de la edad de jubilación a los 67 años como mínimo, algunos habían dicho incluso de subirla hasta la edad de fallecimiento para optimizar mejor el sistema de pensiones. 

Los pensionistas, que parecían que no estaban enterando de nada, los han cazado al vuelo, “no nos hace  ninguna gracia a los pensionistas y futuros pensionistas de este país lo que querían aprobar PP, PSOE y C’s, nosotros ya no vemos la tele, todo por redes sociales, así nosotros elegimos a quienes escuchar”.

“!Anda y que les den¡ !leñe¡” ha sido el resumen de todas las declaraciones que hemos recogido en la calles.