PABLO IGLESIAS, “UNA PATATA CALIENTE” EN EL TRIBUNAL SUPREMO DEL PODER JUDICIAL.

Publicado el

La expresión “una patata caliente” se usa a raíz de un juego en el que los participantes se pasan una patata, y cuando acaba la música, el que tenga la patata, pierde. Llevado a la política es tener un asunto difícil entre la manos y se echa a un lado hasta que alguien debe decidir.

Antes de continuar, dejemos claro que en este texto hay mucho de conspiración que roza la parodia y la paranoia, pasen y lean.

Pablo Iglesias, en este momento, es “una patata caliente” en medio de un caso judicial en el que parece que nadie quiere decidir”. La Audiencia Nacional y la Fiscalía Anticorrupción ya han soltado la patata y se ponen del lado de Iglesias, y ahora el magistrado instructor del caso, García Castellón, ha puesto la patata hirviendo en manos del Tribunal Supremo del Poder Judicial ¿Qué hará el Tribunal Supremo? 

Origen del asunto, encendemos el fuego.

Corría el año 2014, habían pasado siete largos años desde el inició de la crisis inmobiliaria y aun quedaba ebullición en las calles fruto de las manifestaciones ciudadanas del 15M. En este escenario reivindicativo nace PODEMOS, un partido joven que consigue articular en pocos meses una formación política nacional implementado la fuerza del 15M con un mínimo presupuesto y mucho potencial humano. PODEMOS logra presentarse a unas elecciones generales con excelentes resultados, un auténtico bombazo político. La profecía que realizó Maria Dolores de Cospedal un año antes se hacia realidad y el Congreso se puso de vuelta y media al ver a los “ciudadanos indignados ” ocupar los escaños del Congreso de los Diputados. El bipartidismo hegemónico del PP y PSOE hacia aguas.

En las elecciones generales celebradas el 20 de diciembre de 2015, PODEMOS y sus coaliciones, obtuvieron el 20,68 % de los votos y 69 diputados en el conjunto del Estado. Todo marchaba bien para la formación morada hasta que los medios de comunicación dieron un giro de timón y se echaron encima de PODEMOS.

Entre 2015 y 2016, se lanzaron una serie de noticias que FALSAS contra Pablo Iglesias y PODEMOS, “el contenido” de esas noticias falsas están grabadas a fuego en nuestro subconsciente por los medios de comunicación, basta con pronunciar “Venezuela” y a usted le sale la bilis contra Pablo Iglesias, si yo digo “Perroflauta” usted se irrita pensando en Pablo Iglesias, y no solo eso, si escucha a alguien hablar bien de PODEMOS, también se irrita y le responde a morder. Bien, relájase, ese rechazo visceral que siente no es casual y existe una inducción provocada hacia ese sentimiento para que usted odie a PODEMOS, a Pablo Iglesias y a cualquier ciudadano que hable bien de PODEMOS, son las cloacas del Estado o las cloacas del Periodismo, un machaque diario de información a base de hablar mal de alguien hasta que, sin tan siquiera saber porqué, le odia.

¿Y porqué he de odiar yo a Pablo Iglesias y quién me ha metido esto en la cabeza?

Este sentimiento de malestar se lo metieron a usted y a todos los españoles por cielo, mar y tierra los medios de comunicación. Se lo han dicho a diario en las principales franjas horarias bien sea por televisión, prensa, internet, prensa rosa e incluso en programas deportivos, y le han dicho una y otra vez de mil formas distintas, que “Pablo Iglesias era mala persona y resto de miembros de PODEMOS una panda de degenerados venezolanos, iraníes, filoetarras, que querían quitarnos las casas, quemar iglesias, desayunar bebés y acabar con la Semana Santa”, pero tranquilo/a, no te arranques la cabeza, es todo falso, jodidamente falso y una putada para la buena gente que se ha dejado engañar.

Esta estrategia política de “basura informativa” se inició entre 2015 y 2016, el único mensaje de fondo y realmente importante es “NO VOTES A PABLO IGLESIAS” “NO VOTES A PODEMOS”, suena a ciencia ficción pero ha sucedido, yo me cabreé mucho cuando me di cuenta de que rechazaba a PODEMOS y a la vez me gustaba lo que decían, es decir, manipulación a lo bestia en mi cabeza. La frase de Malcom X viene ni que pintado “Si no tienes cuidado con los medios de comunicación, nos harán odiar al oprimido y amar al opresor”.

Estas noticias inventadas y surrealistas tuvieron su efecto, y golpearon fuerte a PODEMOS y a sus coaliciones, perjudicó en los resultados electorales de Unidos PODEMOS entre 2016 y 2020 y a sus negociaciones con el PSOE para formar gobierno. Esas noticias falsas incluso llevaron a PODEMOS a los tribunales, los jueces archivaron las causas porque no dieron validez a la información difundida y PODEMOS quedó libre de culpa ante la justicia pero no ante la población, la mala imagen y las dudas impuestas por los medios quedó en nuestras cabezas, sobre todo en los más despistados/as, nos intoxicaron emocionalmente para cambiar nuestro voto y que no votáramos a Unidas PODEMOS.

¿Quién creó estas noticias falsas sobre PODEMOS? las noticias más relevantes se obtuvieron de un FALSO INFORME POLICIAL llamado P.I.S.A. que supuestamente implica al PP y al ministerio del Interior de Jorge Fernandez Diaz, también a varios medios de comunicación como OKdiario, El Confidencial o El Mundo, éstos dieron el bombazo informativo en 2016 de las noticias mas graves contra PODEMOS y luego todas las teles y radios lo extendieron por todo el país, evidentemente el PP, PSOE y CS utilizaron este material falso para atacar a PODEMOS en campaña electoral y durante las negociaciones de investidura. 

¿Y porque haría el PP algo así? No se coma la cabeza, el PP haría algo así para ganar las elecciones o simplemente, para que PODEMOS no ganara las elecciones aunque para ello gobernara el PSOE con C’s. El propósito del PP fue impedir que una tercera formación política rompiera el bipartidismo del PP y PSOE, y teniendo en cuenta que PP y PSSOE y CS son monárquicos, Unidas PODEMOS es el principal adversario, una formación republicana de ámbito nacional aspirante a presidir el gobierno de España, algo nuevo en tablero político. Además tenga presente que las políticas de PODEMOS son contrarias a las del VOX PP CS, en PODEMOS cuando toman decisiones lo hacen priorizando en el bienestar y derechos de la población en general.

¿Y ahora qué? Pues echamos la patata al cazo.

El FALSO INFORME POLICIAL llamado P.I.S.A tomó cuerpo cuando se descubrió su origen y las posibles implicaciones de la cúpula del PP y del Ministerio del Interior,  este falso informe había unos pantallazos de un móvil robado a Dina, la asesora de Iglesias en 2015, la tarjeta de este móvil robado acabó en manos de Villarejo, Interviú y medios de comunicación como OkDiario. Estos medios dieron difusión a las noticias falsas del Informe P.I.S.A., son los años más duros de machaque diario a las cabezas de los españoles con PODEMOS y Venezuela hasta en la sopa.

Cuando se investigaba a Villarejo por el caso Tándem y Kitchen, el contenido del móvil robado a Dina aparece en casa de ex-comisario lo que hizo estallar por los aires el asunto del informe P.I.S.A (Pablo Iglesias Sociedad Anónima) y se abrió una pieza separada DINA.

La patata se calienta.

En este momento, Octubre de 2020, el Juez García Castellón está atascado en la figura de Iglesias en el caso DINA, a pesar de que las pruebas apuntan a tomar declaración a Villarejo, Pozas, Pino, Martinez, Inda, Gago, etc, e indagar en la fabricación de un informe policial falso P.I.S.A. y su posterior difusión, sin embargo, el Juez García Castellón considera que Iglesias debe saber algo más y reincide en él, pero sin pruebas concluyentes.

Contra toda lógica, los medios de comunicación que informan sobre este caso de corrupción del PP, han hecho desaparecer el informe PISA, y ahora es el caso DINA de Iglesias, a lo que sumar el show del ex abogado de PODEMOS (Calvente), un señor que denuncia a PODEMOS sin pruebas pero que es amablemente escuchado por los jueces. 

Los medios de comunicación vuelven a intoxicar a la ciudadanía y ensucian una vez el nombre de PODEMOS pero esta vez usando un caso judicial, Iglesias pasa de ser la víctima a ser el acusado casi por arte de magia.

En esta particular “hipótesis” el Juez García Castellón manda el “problema” a la Audiencia Nacional para solicitar si se investiga a Iglesias y la Audiencia Nacional dice al Juez que NO, que su argumento no se sostiene y que debe devolver la condición de “víctima a Iglesias”. El Juez García Castellón, ignora la recomendación de la Audiencia Nacional, y envía la “hipótesis alternativa” para que sea el Tribunal Supremo quién decida si Iglesias debe ser investigado, pero no solo Iglesias, sino Dina y los abogados de PODEMOS. A los pocos días, la Fiscalía Anticorrupción, comunica al Tribunal Supremo que no apoya la tesis del Juez García Castellón por los mismos argumentos que la Audiencia Nacional. Además, la policía científica también confirmó al Juez que la copia de la tarjeta del móvil que recibió Iglesias de la mano de Interviú y que entregó a Dina estaba en buen estado.

Resumiendo, lo que empezó siendo un caso de Corrupción del PP ha girado inesperadamente y se ha vuelto contra Iglesias. Lo inusual de todo este asunto es que este giro judicial se realice sin pruebas y alejándonos de la “lógica”. Recordemos que hay precedentes contra el PP por desplegar aparentemente un mismo modus operandi en el caso Kitchen, es decir, hay precedentes para prestar atención al caso del Informe PISA.

La patata está caliente, ¡que la coja quién pueda!.

Pablo Iglesias se ha convertido en una patata caliente, la Audiencia Nacional, la policía científica y la Fiscalía Anticorrupción ya han soltado la patata, se posicionan en base a las pruebas del lado de Iglesias, ahora la patata está en manos del Tribunal Supremo ¿Qué hará el Tribunal Supremo? tengamos presente en todo momento que no hay pruebas sólidas contra Iglesias:

  1. Lo lógico, sería devolver al Juez el caso y decirle “no hay pruebas para su hipótesis, la investigación a Pablo Iglesias no procede, siga por el camino de las pruebas”.  Esta respuesta del Tribunal Supremo nos llevaría a investigar de lleno el Informe P.I.S.A, se supone, un escándalo de dimensiones gigantescas para el PP y medios de comunicación como El Mundo, OkDiario o El Confidencial.
  2. La otra posible respuesta  sería “Imputar” a Iglesias lo que podría provocar su dimisión o afectar a su imagen como Vicepresidente del Gobierno, en este escenario tan arriesgado, cabe la posibilidad de que el Tribual Supremo sea criticado por carencia de imparcialidad al carecer de pruebas teniendo en cuenta de existen hechos que mandan el caso en otra dirección. 
  3. La otra posible respuesta, en dirección a la parodia conspirativa, sería “Imputar artificialmente” a Iglesias a modo de “para confirmar su inocencia”, es decir, un perverso juego de palabras que afectaría igualmente a Iglesias y daría juego a las “cloacas del periodismo” para difamar de gratis a Iglesias y a Podemos, en este escenario, el Tribunal Supremo de Justicia podría ser criticado por los motivos anteriormente descritos en el punto 2. 

La situación es delicada, en especial para el Tribunal Supremo del Poder Judicial ya que las interpretaciones no pueden mandar sobre las pruebas y más aun cuando a este Tribunal se le crítica el estar “condicionado” por el PP. Si el Tribunal Supremo da un paso en falso la credibilidad e independencia Judicial quedarían expuestas y en serios apuros, no solo por su impacto político dado que el “acusado” es un Vicepresidente del Gobierno y que según vemos en el informe P.I.S.A. parece ser que fue objeto  de una trama corrupta del PP de difamación, algo que por el momento no se está investigando dadas las circunstancias actuales. Además, también tendría su impacto negativo en el conjunto de la sociedad, el descrédito de las instituciones públicas que seguirían tocando fondo desde que en 2011 estallaron múltiples casos de corrupción del PP y PSOE.

Hoy mismo en una entrevista a la Ministra de Igualdad, Irene Montero, ha sido tajante con el asunto y ha dicho de si Pablo Iglesias fuera imputado sería un escándalo de dimensiones internacionales, con razón.

Por todo esto, Pablo Iglesias es una patata caliente. 

 

Juego de la patata caliente: La papa caliente o patata caliente es un juego en el que varios jugadores forman una ronda y se pasan un objeto pequeño, como un saquito o una patata, mientras suena una música. El jugador que está sujetando el objeto cuando la música se detiene es eliminado.

Fuentes: 

Caso Kitchen, de PODEMOS: https://www.youtube.com/watch?v=XFafqCTLgZU
Caso Kitchen, de Vozpópuli: https://www.youtube.com/watch?v=3_zea0OusQE&feature=emb_title
Entrevista a I. Montero, La hora de la 1: https://twitter.com/PODEMOS/status/1317015052776517634