La estupidez de PIN Parental de Vox y amiguetes.

Publicado el
PIN PARENTAL VOX

Una vez más la formación verde demuestra tener un guión de objetivos políticos bastante cutre, muy lejos de los problemas reales de los españoles. Desde que Vox llegó a la política no deja de plantear absurdos, ahora llega el PIN parental, suena a algo tecnológico ¿verdad? pues no flipeis, hemos sobrevalorado a Vox en sus ideas así que dejemos caer la parte de ciencia ficción, aunque conservemos algo del cine Gore porque esta noticia va de comernos, como zombies, unos a otros.

Por lo que se ve el PIN parental no es ni más ni menos que una solicitud por escrito, una autorización expresa de los padres emitida por el centro escolar para que sus hijos pueden o no recibir contenidos en relación a “los prejuicios que tiene Vox con respecto a determinados colectivos sociales”. Y como punto de partida, proponen vetar charlas sobre identidad de género, el feminismo o la diversidad LGTBI, de tal forma que los progenitores puedan dar su consentimiento para que su hijo asista o no a esos contenidos.

Es decir, si queréis que vuestro hijo o hija sea una persona intolerante y que no entienda la normalidad de las “diferencias” basadas en la tolerancia, respeto y libertad, hazle entender que no irá hoy a clase porque hay enemigos en las “mujeres que luchan por los derechos de las mujeres” y en las personas que “no han optado por ser como a Vox le gusta”, y es que Vox lo tiene claro en su concepto, los catetos a babor.

La propuesta de Vox es la soberana estupidez de hacer participe a los padres de manera desestructurada en la decisión de si su hijo o hija debes saber o no un tipo de contenido CLAVE para la convivencia pacífica y en armonía, tolerar a los que no son como tú no es ignorarlos, señalarlos o marginarlos, tolerar a los que no son como tú es convivir con ellos con absoluta normalidad y cada uno a lo suyo.

Una vez más Vox no hace política, como ya hizo en otra ocasiones, Vox zarandea temas morales en los que NINGUN PARTIDO POLÍTICO TIENE NI DERECHO NI AUTORIDAD A DECIDIR SOBRE LAS PERSONAS Y SUS GUSTOS, la política debe garantizar que la educación y la sociedad es inclusiva, pero Vox nunca se preocupa por los problemas REALES, mucho ruido, pocas nueces y mucha prensa rosa.

Lo que Vox plantea literalmente (que es lo mismo que plantea PP y C’s) es poner en entredicho la autoridad moral y eficacia del sistema público, ahora le ha tocado al sistema educativo, ya le tocó al sistema sanitario y a las pensiones con las primeras pedradas. Que quede claro que las tres joyas de la corona que quedan en el sector público (educación, pensiones y sanidad) están en el punto de mira de las grandes fortunas y especuladores de este país. 

¿Qué dice la ley?

El artículo 27 de la Constitución establece que “la educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales”.

Conclusión

Solo los dictadores no aceptan las diferencias, en más, las diferencias han sacado lo mejor de los seres humanos y han ofrecido al mundo sus virtudes de las que hoy todos disfrutamos en todas las esferas de la vida, precisamente quienes lucharon contra lo genuino nos llevaron a desastres sociales, culturales y económicos.

Los llamados “liberales” solo son liberales para el dinero, es decir, son un fraude.