Amancio, Amancio Ortega, Ortega.

Ayer mismo, a razón del arranque la legislatura, hablábamos en un post sobre la idea de “sembrar conciencia”  y cómo este concepto se ha convertido en lo principal del cambio político de la última década en España, pero ¿Qué es eso de sembrar conciencia?, pues nos viene al pelo para explicarlo con el debate actual sobre la donación realizada por Amancio Ortega a la Sanidad Pública.

Aquí un resumen del tema en discordia, unos dicen (Podemos) que la acción de Amancio Ortega es una manera de actuar desde las grandes fortunas que tiene de fondo una doble moral, mientras estas grandes fortunas o grandes empresas hacen todo lo posible por no pagar integramanete los impuestos correspondientes de sus actividades económicas luego intervienen socialmente aportando economicamente una parte inferior a lo que “no han pagado” a través de la ingeniería financiera, los paraísos fiscales o las SICAV. Pagando impuestos nadie se hace famoso ni popular pues es una obligación para todo ser viviente, sin embargo, realizando donaciones, mecenazgo u obra social la popularidad crece para estas figuras millonarias como benefactores de los social, sin embargo, la realidad, es que han participado en mermar las posibilidades de la sociedad por lo indicado de los impuestos, en este caso han mermado de la sanidad pública, como se indica, al no pagar los impuestos íntegros correspondientes.

Otro dicen (PP y C’s o personajes como Bertín Osborne) que lo que hace Amancio está muy bien y tienen solo en cuenta lo segundo (donación) omitiendo lo primero (tributación inferior de impuestos gracias a métodos financieros). 

Entre ambas posturas, cuando hablamos de sembrar conciencia, evidentemente la primera linea argumental (Podemos) si siembra conciencia, es decir, expone el asunto en su globalidad, por contra (PP y C’s) omiten parte de esa realidad para fortalecer su defensa, defensa que se queda completamente coja y resta conciencia a la población del conflicto y debate.

La Sanidad Pública es el tema de fondo y cómo se sustenta su calidad es el debate, en resumidas cuentas, el mecenazgo está muy bien pero no justifica todos los casos, tampoco el de Amancio Ortega, la caridad no justifica la precariedad y los motivos que la originan y perpetúan, como por ejemplo, la evasión legal de impuestos o las políticas tributarias injustas, evidentemente el tema es mas complejo de lo parece, al final de este post añadimos más reflexiones

Otro modo de explicar este tema, sin ir tan lejos, es el mundo de la cultura, también lo mencionábamos en otro post ¿Qué sería del sector cultural sin la caridad del artista y su trabajo “gratis por amor al arte”? ¿Acaso el mecenazgo resuelve el problema? lo que hace precario y defectuoso el sector cultural es precisamente la “caridad del artista y su correspondencia con la caridad del mecenazgo” luego esa caridad al final se resume como un parche temporal y una huida hacia delante, es decir, no mirar a los problemas estructurales de frente y aun menos poner soluciones ¿y cual es el problema de fondo? los artistas trabajan prácticamente gratis en muchos casos, lo que hace insuficiente los ingresos para tener una vida digna y estable.

Volviendo a Amancio, que pague sus impuestos sin hacer trucos legales y luego si quiere ser caritativo bien venido sea, pero lo segundo no puede ser sin lo primero, no solo es inmoral, es tomar por tontos a la población, y por supuesto, es restar conciencia. La realidad es que Ortega está tan preocupado por la Sanidad pública española que, para no pagar los seguros sociales de los trabajadores españoles, se lleva sus fábricas a países del tercer mundo donde la vida de sus trabajadores no valen nada, no es culpa de Amancio ¿verdad?, es el mercado, amigo.

Nadie le quita mérito a Amacio Ortega por ser un gran empresario y defenderse en el mercado actual, sin duda esto daría para otra reflexión ¿Cómo puede competir la industria de Inditex en un mercado donde las otras grandes compañías de la competencia hacen las mismas estrategias financieras? posiblemente Inditex no podría defenderse si no es haciéndolo como hasta ahora, de no ser así, Amancio no sería uno de los hombres más ricos del mundo luego el asunto es aun más complejo ya que se trata del actual mercado neoliberal como origen del problema, pero dadas las circunstancias y volviendo a España, es preferible que Amancio Ortega no realice donaciones a la Sanidad Pública ya que lo más que consigue es tapar los defectos y los errores de la políticas serviles que en definitiva pretenden destrozar la Sanidad Pública para arrastrarla al negocio de lo privado, evidentemente con pingües beneficios para unos pocos y grandes perjuicios para la sociedad.

En definitiva, el otro gran problema de fondo es el mercado neoliberal  hecho a medida y del que disfrutan en exclusividad las grandes empresas y las grandes fortunas, el problema es aun mayor si introducimos más variables como las pymes y los autónomos, ¿Acaso son solo los servicios sociales los únicos perjudicados de las estrategias financieras de las grandes multinacionales? por supuesto que no, esto también afecta gravemente a quienes si pagan sus impuestos integramente en España como son las pymes y autónomos, dicho de otro modo, es una competencia desleal hacia la pequeña y mediana empresa española donde otra vez más salen beneficiadas las grandes fortunas y multinacionales.

No cabe duda que este asunto da mucho de si y por supuesto expone la necesidad de revisar los modelos económicos llevados a cabo en Europa y el restos de países del mundo, va siendo hora de que se busque un modelo económico y social más eficiente y equitativo para todas las partes.